El miércoles 4 de julio se realizó en la localidad de Azuqueca de Henares (Guadalajara-Castilla La Mancha) una jornada de presentación del Grupo Operativo Estatal de Agrocompostaje que, en el marco de la medida de cooperación de EIP-AGRI de la Comisión Europea, plantea buscar soluciones a retos de los agricultores.


El Grupo Operativo de agrocompostaje estatal que implica bajo la coordinación de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) a socios de cinco comunidades autónomas (Canarias, Euskadi, Castilla La Mancha, Galicia y Comunidad Valenciana), busca una gestión descentralizada de los residuos orgánicos de origen municipal, y que éste tratamiento permita al agricultor o ganadero ecológico obtener una renta complementaria (en el entorno de 50€/T) y producir su propio compost para fertilizar la tierra (cultivos, prados, etc).

En esta jornada los socios presentaron sus experiencias y posiciones respecto a la gestión de los residuos orgánicos que son las siguientes:

> La Mancomunidad de Residuos de la Vega de Henares, presentó la experiencia de recogida y tratamiento en 9 colegios de primaria, que desde mayo de 2017 está realizando con la empresa de inserción AFAUS encargada de la recogida y varios agricultores que participan en el tratamiento y compostaje.

> El socio gallego CALFENSA, su experiencia se centra en asesorar a agricultores y en gestionar los residuos de poda y de jardinería del municipio de Lugo.

> Gurpide elkartea del municipio vizcaíno de Larrabetzu -, la asociación de productores y consumidores -, su experiencia consiste en realizar desde hace más de 5 años una recogida selectiva de la fracción orgánica de los residuos municipales que ya implica a más del 60% del municipio, y que realizan y tratan en sus huertas varios propios hortelanos de la localidad.

> El Grupo de desarrollo ADER La Palma trata cerca de 1000 t de residuos de plataneras y plátanos de destrío, desde hace ya tres años.

> La Unió de Llauradors del País Valenciano por su parte cuenta con varios socios que realizan compostaje de los restos de sus fincas.

En todos los casos el objetivo común del proyecto es incorporar a estas experiencias de compostaje de diferente procedencias, los residuos urbanos, que permiten tanto mejorar la calidad del compost final cómo fertilizar la tierra y aumentar la proporción de carbono en suelos, fijar carbono aumentando la fertilidad de la tierra, y reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

El mismo día por la tarde se dedicó a repasar las actividades que tiene previsto realizar de modo coordinado los socios de este Grupo Operativo #Agrocomposta que fundamentalmente se centran en difundir un cuestionario para explicar e identificar la oportunidad y el interés del agrocompostaje entre municipios y mancomunidades, y agricultores y ganaderos, con el objetivo de definir los lugares en los que realizar posteriormente las experiencias piloto; explicar los objetivos y ventajas de este sistema de tratamiento a agricultores y ganaderos de todas las comunidades autónomas participantes, así como analizar una serie de escenarios de alcance del agrocompostaje en las diferentes provincias y CCAA, y realizar una serie de microvídeos para difundir en redes sociales las ventajas y oportunidades de esta modalidad de gestionar residuos y producir abono y rentas para los agricultores.

La asociación Economías BioRegionales participa como agente de innovación e impulsor de la comunicación, en coordinación con la asociación SEAE Agroecología.

 

JORNADA DEL GRUPO OPERATIVO ESTATAL DE AGROCOMPOSTAJE
Facebook
Facebook
Follow by Email
YOUTUBE