Monedas sociales

Las monedas sociales alternativas son una realidad mundial que ha tomado impulso en el último siglo, secundada por comunidades locales que quiere (auto)gestionar la abundancia de sus recursos.

Éstas pueden aparecen en diversos escenarios y por diversos motivos:

  • En situaciones de crisis económica (depresión años 30).
  • En situaciones de guerra (monedas de emergencia).
  • Para potenciar la economía y el comercio locales (monedas locales).
  • Como experiencias económicas alternativas (redes de trueque).
  • Para crear nuevas redes de ayuda mutua (bancos de tiempo).

Las monedas sociales alternativas, en su mayoría, se caracterizan por:

  • Ser sistemas monetarios de vecindad (medio de pago) que pueden desenvolverse en Red.
  • Basarse en la coproducción, la reciprocidad y los prosumidores.
  • Su paridad con  la divisa oficial (unidad de cuenta).
  • Su oxidación o pérdida de su valor en el tiempo (depósito de valor).
  • Ser medios de pago telemáticos.
  • No ser transgresoras.

Cinco Monedas BioRegionales europeas
En Eruopa existe una gran diversidad de monedas sociales actualmente en curso que han sido impulsadas por comunidades locales empoderadas en la (auto)gestión de sus recursos.

Destacamos como buenas prácticas las siguientes:

1. Chiemgauer (sur de Alemania)
Esta moneda parte de una iniciativa conjunta para la promoción del comercio local  y el apoyo a proyectos de desarrollo y asistenciales de las comunidades locales. Se creó en el entorno de un instituto local y se organiza bajo una federación independiente denominada Regiogeld E.V.  -que aúna a más de 60 monedas locales de Alemania, Austria y Suiza-.

El chiemgauer se  respalda en euros (1 chiemgauer = 1 euro) y su consumo se incentiva al perder, trimestralmente, un 2% de su valor. Éste se recupera sellando los billetes al coste de 10 céntimos de euro (oxidación).

Algunos ejemplos de su funcionamiento:

  • ONGs: compran 100 Chiemgauers a 97€ y los venden a los consumidores a 100€, ganando 3€ para invertir en sus propias actividades.
  • Consumidores: compran 100 Chiemgauers a 100€ y los gastan en tiendas locales, donando el 3% de su consumo a las ONGs locales.
  • Empresas locales asociadas: aceptan 100 Chiemgauers y los gastan para sus compras a otras empresas locales o los reconvierten en 95€, pagando el 5% de comisión para de desarrollo del sistema.

2. Bristol Pound
Esta moneda se diseñó dentro de una Iniciativa de Transición Local (2012) en la ciudad de Bristol y su BioRegión (1.000.000 habitantes, núcleo urbano y rural). Y es la primera experiencia de ámbito más allá de lo local (incluyendo a pequeños productores, granjeros y agricultores locales).

El Bristol pound se respada en libras (1 Bristol pound  = 1 libra) y el diseño de sus billetes nace de un concurso público. Cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Bristol y la colaboración financiera y técnica de un banco local municipal (Bristol Credit Union).

Entre sus logros se halla la posibilidad de pagar las tasas municipales y obtener bienes y servicios en más de 800 empresas -mediante papel o SMS-.

3. Puma (Sevilla)
Se trata de una moneda de crédito mutuo respaldada (1 puma = 1 euro), además de una herramienta de empoderamiento para un proyecto comunitario en el casco histórico al norte de la ciudad de Sevilla, a involucra también a comercios.

El puma se adquiere en el MercaPuma -una feria mensual de intercambio- y también puede conseguirse con euros, no reembolsable. Se anota en una libreta y se vuelca en cuentas virtuales en CES.

4. Toreke (Bélgica)
Se implemetó en 2011 en el barrio de Rabot-Blaisantvest en Gante, el Toreke, mediante una consulta municipal. El Ayuntamiento construyó huertos urbanos que alquila con moneda social que pueden obtenerse mediante más de 500 actividades diferentes de voluntariado local.

Su objetivo es el de favorecer la implicación vecinal en los asuntos de la comunidad y en particular, para mejorar la limpieza y ajardinamiento de las calles, favoreciendo el comportamiento y consumo ecológicos.

El sistema se financia a partir del presupuesto originalmente dirigido al trabajo realizado por los voluntarios del barrio. Los comercios pueden cambiar los torekes por euros (1 toreke = 1 euro) y funciona en formato papel, digital y mediante pagos por móvil.

5. El Sonantes (Nantes)
Implementado en 2014, con el apoyo del Ayuntamiento de Nantes y la caja local Crédit Municipal de Nantes.

El sonante es una moneda social digital basada en el modelo bancario WIR suizo y dirigido especialmente a facilitar recursos financieros alternativos a PYMES, principales beneficiarios del sistema.

Se puede pagar algunas tasas municipales y servicios públicos como el transporte y los pagos se realizan mediante tarjetas y datáfonos. Los particulares pueden usar esta moneda social como herramienta de fidelización, pero no puede comprarse por euros.

Actividades y talleres

<< Jun 2017 >>
LMMJVSD
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

Tweets de Economias BioReg (@E_BioReg)

Entradas recientes

Comentarios recientes

    Categorías